14.3.06

* * El stalker del cine * *

Ya tiene mucho tiempo que me ocurrió esta historia, y me acordé justamente cuando Maura contó de sus múltiples stalkers.
Cuando era (más) joven e inocente jua jua jua, me dio por chatear, luego los méndigos de Compuserve (malditos snif!) subieron sus precios y mi papá optó por telmex... bueno pues yo seguí en contacto con mis amiguis de Cserve por medio del icq y pues ahi igualito que en el messenger, te agrega fulano, sutano, y que no se quién me pasó toda su lista y pues ahi te encontré y shalala, el chiste es que de repente ya tenía yo un buen de contactos y aparte de los que eran ya cuates y pseudo ligues jajaja había otros que en la vida habíamos platicado, o sea tenía los contactos pero nunca estaban conectados.
En aquel entonces mi profe de Literatura Mexicana nos dejó de tarea ir a ver la película "La otra conquista" y pues como todas mis amigas iban a ir con el galán en turno pues yo estaba solapa y seguramente iría con mis papás.
Pues un sábado de flojera estaba yo "haciendo tarea" y chateando en icq y uno de los susodichos contactos que nunca estaba se conectó, y ya saben, las preguntas de rigor "¿como te llamas?" "cuantos años tienes?" y shalala me dijo que qué iba a hacer el domingo a lo que yo contesté que tenía que ir al cine y me dijo que si me acompañaba. Como buena puberta intrépida de 17 años le dije que sí, que nos veíamos en la plaza y que yo soy así y asado y que me voy a poner unos jeans y una blusa de tal color.
Ahi voy, y ya había conocido a varias personas así (o sea por internet y luego quedábamos en un lugar) así que ya la experiencia era x para mi y más porque él había insistido (ay tú) en que quería conocerme y tal jejeje. Obviamente no me esperaba ningún Adonis, porque por lo mismo de las experiencias ya medio sabía a qué me atenía (aunque una vez conocí a un tipo que sí estaba bastante bien... pero esa es otra historia) por lo que cuando llegó un tipín flacucho, chaparrito y más bien feo pensé bueno, ni modo ojalá que al menos tenga algo interesante que contar.
Oh error de mi parte! el tipo iba con toooooda la intención del mundo de ligar, me invitó un café en lo que empezaba la película y trató de tomarme de la mano a lo que yo respondí con un brusco movimiento y me zafé, mientras tomábamos el café se me quedaba vieeeeeendo y ponía cara de borrego degollado y yo cada vez más incómoda y queriendo entrar ya al cine (obviamente no se me ocurrió largarme porque era el último día que tenía para ver la estúpida película y hacer mi reporte, aparte estaba bien moquita) y me acariciaba la mejilla y yo no sabía donde meterme.
Total que dio la hora de entrar y yo tenía la esperanza de que nos tocara en una fila con muchos asientos libres para poder poner mi bolsa entre él y yo... pero nooooo cuando entramos solo quedaban DOS lugares, afortunadamente al lado de los lugares desocupados estaba una amiga de la prepa (que me echó carrilla en cuanto me vio con el "galán") y me senté junto a mi amiga, bajé los brazos del asiento y me pegué lo más que pude a ella. Pues el tipo no entendía indirectas, en vez de ver la película se la pasó viendome a mi, se movía hacia donde estaba yo con toda la intención de recargar su cabezota en mi hombrito, y yo embarrándome en mi amiga... cuando terminó la película, con mucho descaro, en vez de seguir con la "cita" le dije que me daba mucha pena pero que iba a ir a casa de mi amiga a hacer el trabajo... se quedó con cara de maldita bitch, pero ni modo la verdad es que a esas alturas yo ya estaba más que friqueada y con ganas de no volver a chatear nunca más... pero solamente lo bloquee de mis contactos.
Cuando se lo conté a Balta me echó mucha carrilla pero ahora que lo pienso... y si hubiera sido un loco y se hubiera puesto más violento.... aghhh que miedo!

1 comentario:

Ingrid dijo...

JAAAAAAAAAJAJAJAJAJAJAJA
ay.. me sonó muy conocido
q horror anilaucita